¿Qué es la rotura del puente térmico?

La rotura del puente térmico (RPT) es uno de los elementos principales de las ventanas de aluminio para lograr el máximo aislamiento térmico posible.

Un puente térmico es una zona puntual o lineal de una ventana o una puerta donde se transmite más fácilmente el calor que en las zonas que la rodean. Suele ser habitual en ventanas de vidrio con marco de aluminio. Y es que el cristal actúa de aislante, pero el aluminio es un metal conductor y puede provocar pequeñas pérdidas de calor. Eso puede llegar a provocar la condensación de pequeñas gotas de agua en los marcos o lo que popularmente conocemos como sudar.

La solución para evitar esa transmisión de calor es la rotura del puente térmico. Dicho proceso consiste en eliminar cualquier posibilidad de contacto entre la parte interior y la parte exterior a través de una material mal conductor. De esta manera, se reducen drásticamente las pérdidas de calor. En las ventanas de aluminio lo más habitual es usar un separador de plástico que se introduce directamente en el perfil de aluminio que constituye la ventana.

Existen diferentes sistemas para romper el puente térmico, pero el más utilizado en cerramientos de aluminio (ventanas, puertas, etc.) son las varillas de poliamida 6.6 reforzadas con un 25 % de fibra de vidrio. Se trata de uno de los pocos productos termoplásticos aceptados por la normativa europea (UNE-EN 14024).

Llegados a este punto, ya sabes qué es el puente térmico y porque debes preocuparte porque todos los cerramientos de aluminio de tu hogar dispongan de buenos sistemas para romperlo. Si deseas obtener más información al respecto, no tienes más que contactarnos y nuestro equipo de expertos resolverá todas tus dudas. Puedes solicitar presupuesto ahora, sin ningún tipo de compromiso.

No hay comentarios

Agregar comentario